Horario de Atención: LUNES A VIERNES: 7:00 AM A 12:00 PM / 2:00 PM A 06:00 PM - SÁBADOS: 8:00 AM A 12:00 PM

¿Ejercicio después de mi cirugía?

Varias de las dudas frecuentes de nuestros pacientes giran en torno al ejercicio. ¿Es recomendable ejercitarse después de una intervención? ¿Cuándo y con qué frecuencia realizarlo? ¿Qué clase de movimientos se pueden incluir? Es muy importante que escuchemos nuestro cuerpo, que conozcamos sus necesidades y que respetemos los tiempos que necesita para sanar; pero,¡sí! Debemos incluir un buen plan de ejercicios desde el primer momento para así potenciar y mantener los resultados de la cirugía… Este será un excelente aliado para asumir el procedimiento y llevar tu cuidado postoperatorio. Eso sí, tendrás que tomarte ciertas precauciones y avanzar despacio, a medida que tu cuerpo se recupera y siguiendo estrictamente las indicaciones médicas.

El ejercicio debería incluirse paulatinamente unos meses antes de realizar la cirugía, esto con el fin de alcanzar las mejores condiciones físicas para afrontar la intervención; durante la fase preoperatoria, favorecerá el tono muscular y los sistemas circulatorio y linfático, haciendo que haya una mejor recuperación de estructuras y tejidos. Una vez realizado el procedimiento, los primeros días deberán ser de reposo, aprovechando técnicas de respiración, relajación, masaje y drenaje, para ir incluyendo de a pocos algunos movimientos con más exigencia física. El objetivo de este avance gradual será evitar complicaciones por edemas, contracturas musculares, inflamación de tejidos, atrofias, problemas respiratorios o malos procesos de cicatrización.

Tras la mayoría de intervenciones, los primeros días se pueden empezar a incorporar sesiones de 10 minutos de caminata pausada cada media hora. Estas serán especialmente beneficiosas y recomendadas para lipoesculturas. A partir de las 2 semanas, se pueden incluir ejercicios isométricos, ayudando a que los músculos se recuperen y reactiven, y la hinchazón postoperatoria se reduzca. Una semana después, es posible incorporar algunos movimientos para la tonificación de las zonas intervenidas y de la musculatura en general, ya que el proceso de cicatrización habrá avanzado lo suficiente para resistir más exigencia. 

Los aeróbicos como el atletismo, la natación o la danza vendrán excelente para que los resultados de la intervención se multipliquen. Es recomendable empezar por 3 o 4 sesiones a la semana, e ir aumentando la frecuencia periódicamente.

En el caso de la abdominoplastia, se mantendrán exclusivamente las caminatas durante unos 3 meses. A partir de entonces se incorporará paulatinamente el ejercicio. Lo ideal es empezar con algunos ejercicios isométricos y sostener su práctica al menos otro mes, para darle paso a los aeróbicos e ir intensificando lentamente la rutina.

En Mediestetic te acompañaremos durante los primeros meses de tu recuperación, ofreciéndote consejos y nuestra disponibilidad permanente para cualquier consulta que tengas. Recuerda que conservar unos buenos resultados tras cualquier cirugía será cuestión de mantener un estilo de vida saludable con buena dieta y ejercicio permanente.

 

Créditos: Foto de portada creada por freepik.es