Horario de Atención: LUNES A VIERNES: 7:00 AM A 12:00 PM / 2:00 PM A 06:00 PM - SÁBADOS: 8:00 AM A 12:00 PM

Cuidados postoperatorios

La fase postoperatoria es vital para que tu intervención tenga los mejores resultados, para que tu cicatrización sea correcta y para que los cambios se mantengan en el tiempo. Debes procurar seguir todas las indicaciones de tratamientos, descanso, dieta y ejercicio para asegurar recibir todos los beneficios de estos cuidados.

El postoperatorio comienza en el momento en que sales del quirófano. Durante las primeras horas lo más importante será que conserves absoluto reposo para que puedas recuperarte de la cirugía. En algunos casos, como en operaciones faciales, las compresas frías te ayudarán a reducir la inflamación de las heridas, calmando un poco el dolor. Deberás cumplir con tu tratamiento antibiótico y seguir las indicaciones de alimentación. Lo ideal será que tomes comidas ligeras, con bastante agua y ricas en fibra.

En los días siguientes a la cirugía, deberás empezar los tratamientos que tu intervención requiera; el drenaje linfático es uno de los más comunes. Este te ayudará a movilizar y drenar los líquidos acumulados bajo los tejidos después de la cirugía. Es importante que estos procedimientos se realicen por personas con el conocimiento y la experiencia necesarios, o podrían tener efectos contrarios a los deseados.

El ritmo del ejercicio se definirá al evaluar el progreso de la recuperación en los controles. A partir de las 2 semanas, para la mayoría de cirugías el cuidado postoperatorio podrá incluir los primeros ejercicios isométricos. Después de 2 semanas más, podrás aumentar la exigencia de tus rutinas y seguir haciéndolo paulatinamente hasta recuperar tu ritmo cotidiano. Los ejercicios aeróbicos y de resistencia son ideales para devolverle el tono a tu musculatura y ayudarte a una mejor recuperación. La abdominoplastia requerirá un plazo mucho más amplio que las demás, de al menos unos tres meses, debido a que su proceso de cicatrización es más delicado.

El cuidado de tu alimentación es fundamental para lograr buenos resultados. Durante los primeros días tras la intervención deberás evitar los el licor, los enlatados y los lácteos, así como las comidas muy pesadas, condimentadas o picantes. Pero, sobre todo, durante esta etapa deberás repetir como mantra: co comeré fritos ni grasas saturadas. En su lugar, prefiere opciones como aguacate, maní, y pescados. Los alimentos con buen contenido de agua y fibra serán tu aliado en la recuperación. Opta por frutas y verduras variadas y crudas, que además son una excelente fuente de carbohidratos y te aportan toda clase de vitaminas y minerales, como la vitamina C, responsable de la producción de colágeno.

El alto consumo de proteína hará que tus tejidos se recuperen más rápido y mejor. Las legumbres, los cereales integrales y las carnes blancas son una excelente fuente, combínalas para comer las porciones adecuadas según tus necesidades. Las carnes rojas también aportan buenas cantidades de proteína, pero suelen estar asociadas a aumentos del colesterol, por lo que no es recomendable incluirlas con mucha frecuencia.

Tu dieta deberá tener un consumo de calorías normal; la clave será la incorporación de frutas y vegetales crudos, la eliminación de carbohidratos simples como el arroz blanco y las harinas, y la alta ingesta de fuentes variadas de proteína. Todo esto sumado a una buena cantidad de agua al día, entre unos 2 y tres litros durante tu etapa postoperatoria.

Los tratamientos antibióticos y los cuidados de curación y lavado deberán realizarse según las indicaciones. En Mediestetic te acompañamos durante el cuidado postoperatorio con controles frecuentes, llamadas telefónicas constantes y total disponibilidad para atender cualquier duda que tengas. Queremos estar contigo y ayudarte a obtener los resultados que anhelas.

Créditos: Foto de portada creada por freepik.es